Página principal     

 

  • Contratos temporales:

- Contratos temporales por obra o servicio:

Antes de la reforma no se establecía duración máxima para este tipo de contratos, ni el paso de la condición de trabajo temporal a fijo una vez cumplida la duración máxima.

A partir de la reforma, se establece una duración máxima de tres años ampliable en 12 meses más por Convenio Colectivo. Transcurrido ese plazo, el trabajador adquiere la condición de fijo, debiendo recibir de la empresa un documento justificativo de su nueva condición de trabajador indefinido.

- Contratos temporales de duración determinada:

Según la nueva regulación, adquirirán la condición de fijos los trabajadores que dentro de un periodo de 30 meses, hubieran estado contratados por un tiempo superior a 24 meses en una misma empresa o grupo, mediante dos o más contratos laborales.

Las indemnizaciones por extinción del contrato temporal se amplían de 8 a 12 días de salario por año trabajado, incremento que será gradual hasta el año 2015.

  • Extinción de los contratos de trabajo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción:

La mayor diferencia con la legislación anterior se encuentra en el plazo de preaviso al trabajador, que pasa de 30 a 15 días y que en el caso de incumplimiento de este plazo, el despido se considerara improcedente, en lugar de nulo.

  • Despido colectivo. Se podrá producir por causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa. Por causas técnicas, cuando se den cambios en los medios o instrumentos de producción; por causas organizativas, cuando existan cambios en los sistemas de trabajo del personal; y por causas productivas, cuando se produzcan cambios en los servicios que la empresa pretenda distribuir en el mercado.
     
  • Despido objetivo. Se podrá producir cuando concurra alguna de las causas previstas para el despido colectivo pero afecte a un número de trabajadores inferior.

Los despidos por causas económicas continuarán teniendo tras la reforma una indemnización de 20 días por año trabajado.

  • Contrato de Fomento a la contratación indefinida:

     

Podrán celebrarse este tipo de contratos con trabajadores que hubieran estado en paro durante más de tres meses o trabajadores contratados en situación temporal durante los dos años anteriores a la situación de desempleo.

No podrán celebrar este tipo de contratos las empresas que en los 6 meses anteriores hubieran extinguido contratos por despido improcedente o por despido colectivo.

En caso de despido improcedente, la indemnización será de 33 días por año trabajado, prorrateándose por meses los periodos inferiores a 1 año, con un máximo de hasta 24 mensualidades.

  • Cambios en las bonificaciones:

Con objeto de reducir el alto paro de la población juvenil, y de fomentar la contratación indefinida de determinados colectivos, se establecen modificaciones en las bonificaciones a la contratación.

  • Para jóvenes entre 16 y 30 años, con especiales problemas de empleabilidad, se establece una bonificación en la cuota a la Seguridad Social de 800 euros durante tres años, o su equivalente diario.
     
  • En el caso de contratación de mujeres, la bonificación aumenta a 1000 euros, o su equivalente diario.
     
  • Para mayores de 45 años, con al menos un año de paro, la bonificación ascendería a 1.200 euros, y si además es mujer, la bonificación ascenderá a 1400 euros, durante 3 años o su equivalente diario.
     
  • Por transformación de contratos formativos, de relevo o de sustitución en indefinidos, la bonificación será de 500 euros; en el caso de contratación de mujeres ascenderá a 700 euros durante 3 años o su equivalente diario.
     
  • Los contratos de formación bonifican el 100% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social durante la vigencia del contrato, así como de sus prórrogas, por una duración mínima de 6 meses y máxima de 2 años. Esta bonificación será de aplicación a los contratos de formación que se prorroguen con anterioridad a 31 de diciembre de 2011.
  • Modificación de condiciones laborales:

Se permitirá a las empresas, llevar a cabo modificaciones en las condiciones laborales como aquellas relacionadas con la jornada laboral y turnos, cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción.

El trabajador tendrá derecho, en caso de disconformidad con dichas modificaciones, a rescindir el contrato, con una indemnización de 20 días por año de trabajo, con un máximo de 9 meses.

Si el trabajador no optase por la rescisión del contrato, y no hay acuerdo sobre las modificaciones, podrá impugnarlo ante la jurisdicción competente.

Inicio